La vida no es ningún pasillo recto y fácil

que recorremos libres y sin obstáculos,

sino un laberinto de pasadizos,

en el que tenemos que buscar nuestro camino,

perdidos y confusos, detenidos,

de vez en cuando, por un callejón sin salida.

Pero, si tenemos fe, siempre se abre

una puerta ante nosotros;

quizá no sea la que imaginamos,

pero si será, finalmente,

la que demuestre ser buena

para nosotros

A. J. Cronin

 

Ésta es una pequeña historia que trata sobre cómo adaptarnos a un mundo en constante cambio. El queso simboliza lo que tu quieres conseguir (trabajo, felicidad, amor, dinero…). El laberinto es el mundo real donde tratas de encontrarlo. Un sitio con zonas desconocidas y peligrosas pero también con habitaciones llenas de queso.

https://www.youtube.com/watch?v=sF5bxwVcO6E